Clinica Oftalmológica Castilla

PRESBICIA


COMPARTIR EN: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn

La presbicia o vista cansada es un fenómeno involutivo que consiste en la dificultad para ver de cerca. La presbicia está causada por la pérdida de flexibilidad del cristalino, que es la lente natural del ojo, disminuyendo así su capacidad de acomodación para enfocar con nitidez los objetos cercanos.

Su aparición está ligada a la edad (en general a partir de los 40-45 años) y aumenta progresivamente hasta los 60-65 años.

La presbicia afecta por igual a ojos sin defectos de graduación y a ojos con miopía, hipermetropía, y/o astigmatismo, poniéndose de manifiesto antes en los pacientes hipermétropes.

Tratamiento de la Presbicia

Cuando aparece la presbicia, es necesario utilizar gafas para poder enfocar de cerca. Actualmente existen tratamientos eficaces para la corrección de la vista cansada:

  • Tratamiento de la presbicia con láser.
  • Tratamiento de la presbicia con lente intraocular.

Tanto la técnica de láser como la técnica de lente intraocular permiten una buena visión de cerca y de lejos sin necesidad de utilizar gafas.

Tratamiento de la Presbicia con láser.

La operación de presbicia con láser Excimer es una técnica de cirugía refractiva corneal, similar a la operación de LASIK para corregir la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Tanto en el LASIK como en el tratamiento de la presbicia con láser, el cirujano levanta una delgada lamina (flap) de tejido corneal, posteriormente se realiza un tallado en la córnea con láser Excimer, y finalmente se repone el flap corneal sin necesidad de suturas.

Presbicia

La corrección de la presbicia con láser está especialmente indicada para pacientes que todavía no han desarrollado catarata y, que además de la presbicia presentan defectos refractivos que les impiden ver de lejos, dichos defectos refractivos también serán corregidos con el láser en el mismo procedimiento. Existen dos modalidades de tratamiento de la presbicia con láser:

  • Monovisión o visión combinada: Consiste en corregir un ojo para la visión lejana (ojo dominante) y el otro ojo para la visión cercana. La técnica de monovisión requiere una indicación muy precisa y un período de adaptación.
  • Presbilasik: En la técnica de Presbylasik, el láser modifica la curvatura de la córnea obteniendo un efecto multifocal, de esta manera se consigue una buena visión tanto de cerca como de lejos en cada ojo. A diferencia del LASIK tradicional, el cual corrige la visión sólo en una distancia, presbyLASIK mejora la visión en varias distancias.

El tratamiento de la presbicia con láser se realiza con anestesia local tópica (gotas) gracias a la cual el paciente no notará dolor. La intervención dura pocos minutos y tras una breve estancia en la clínica y una primera revisión postoperatoria, el paciente puede abandonar la clínica por su propio pie.

El postoperatorio, la recuperación visual y los riesgos de la operación de presbicia con láser son los mismos que los de la operación de LASIK para corregir la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Tratamiento de la Presbicia con lente intraocular

La técnica de implante de lente intraocular consiste en sustituir el cristalino, que es la lente natural del ojo, por una lente artificial multifocal o trifocal, con la que el paciente conseguirá una buena visión en todas las distancias sin tener que depender de una gafa. Las lentes multifocales y trifocales además de corregir la presbicia corrigen la posible miopía, hipermetropía y/o astigmatismo preexistente.

Tratamiento presibicia

La técnica de presbicia con lente intraocular es la opción ideal para los pacientes que comienzan a desarrollar catarata, que tienen una edad superior a 60 años, o que tiene un defecto refractivo elevado para la visión lejana que no puede corregirse con láser.

La operación de presbicia implantando una lente intraocular es similar a la cirugía de catarata, en ambos procedimientos, se extrae el cristalino mediante facoemulsificación (ultraosnidos) y posteriormente se inserta una lente intraocular artificial para sustituir el cristalino extraído. Todo ello se realiza a través de una microincisión en la córnea que no requiere puntos de sutura. El procedimiento dura pocos minutos y se realiza con anestesia local. El paciente no tiene que ingresar en el hospital, una vez operado y tras una breve estancia en la clínica y una primera revisión postoperatoria, puede regresar a casa por su propio pie. El postoperatorio, la recuperación visual y los riesgos de la operación de presbicia con lente intraocular son los mismos que los de la cirugía de catarata.

Los pacientes que llevan implantadas estas lentes no requerirán cirugía de catarata en el futuro porque ya se les ha extraído el cristalino (recordemos que la catarata se produce cuando el cristalino pierde transparencia y se opacifica).

En algunos casos se pueden utilizar procedimientos combinados de lente intraocular y láser para corregir presbicias que no se puedan solucionar con un solo procedimiento.